Para Magdalena Invernizzi, a cargo del diseño de la imagen de «Patio Viana»
«El desafío era encontrar un nombre que empatice con todos y que además ayude a transmitir este concepto de shopping abierto, de shopping para todos»

Magdalena Invernizzi

Magdalena Invernizzi, es Licenciada en Comunicación Publicitaria, y dentro de este grupo inversor, estuvo a cargo del diseño e imagen de este shopping de cielo abierto, contando una faceta poco conocida de cómo se trabaja en la elaboración de un proyecto desde el punto de vista comunicacional.
– ¿Cuál fue su rol dentro de este proyecto?
– Me incorporé al equipo, de alguna manera para tratar de aportar en lo que tiene que ver con la identidad visual, corporativa, con la imagen y creación de una marca. Cuando me sumé al equipo, la idea estaba bien definida en cuanto a lo que se quería hacer, después fuimos como ajustando más y profundizando sobre lo que iba a ser la esencia de este proyecto, estudiando bien cuáles eran las necesidades de la gente, focalizando sobre los diferenciales que iba a tener este shopping. Entonces de alguna manera, empezamos a trabajar en lo que queríamos comunicar y en lograr ser muy fieles en lo que es la esencia del proyecto con la imagen que nosotros queremos transmitir a toda la población y a este público tan heterogéneo que tenemos, porque se trata de un público muy heterogéneo, porque tenemos desde los vecinos de la zona hasta el resto de la ciudad, de otros departamentos y hasta turistas con características más internacionales.
– ¿Cuál fue el primer desafío a vencer?
– Bueno, el desafío de alguna manera, primero, fue encontrar un nombre que transmitiera esto, ayudar a acortar camino y que se entienda rápido el concepto de shopping abierto, de shopping para todos. Un lugar donde este público tan heterogéneo se sintiera rápidamente parte, tratar de acercarlos. A veces un shopping, por su característica, por su arquitectura y demás, pone como muchas barreras con el público, desde las barreras físicas de cómo entrar, ascensores, estacionamiento, hasta barreras también de si me siento parte o no. Entonces el desafío acá era que todo este público tan amplio, se sintiera parte y que las barreras fueran mínimas, que en realidad, no existieran esas barreras.
El desafío entonces era encontrar un nombre que empatice con todos, con este público amplio, y que además ayude a transmitir este concepto de shopping abierto, de shopping para todos, de espacio que reúne un montón de servicios, de espacio que sugiere una cantidad de sensaciones lindas y permite el bienestar a un público que hoy no tiene, y que también de alguna manera, contrasta mucho con lo que existe hoy. Ese fue un poco mi rol, desde lo conceptual y también con lo que tiene que ver la identidad y el diseño.
– Cuando se incorporó al proyecto, ¿trabajó ya con la idea del diseño hecho o antes que el diseño estuviese elaborado por los arquitectos?
– El diseño de marca no estaba, tampoco estaba el nombre, estaba la idea, y el proyecto arquitectónico se estaba gestando.
Trabajamos con un equipo grande en todo lo que tiene que ver con el proceso, que llamamos el proceso de «naming», que es la creación del nombre de algo.
Trabajamos con un equipo donde justamente se hacen diferentes dinámicas para la creación de nombres. Se estudian los públicos, se simulan diferentes comportamientos de consumidores, y ahí con diferentes técnicas llegamos a cumplir con nuestro objetivo.
– ¿Así llegaron al nombre de «Patio Viana»?
– Sí, sí. Porque la idea era, además de que tuviera esta impronta de algo totalmente internacional, que se está dando en todos lados, cada vez más, el concepto de shopping abierto, la idea es que también haya marcas internacionales y este concepto de outlet que viene creciendo mucho, que da la posibilidad a empresas y marcas que hoy tienen una cantidad de productos que los tienen que colocar y por un tema de posicionamiento de marca y de precios, no los pueden vender en sus locales, entonces aparece ese concepto de outlet, que viene a ser una nueva oportunidad de negocio para esas tiendas.
Pero también, además de esta tendencia mundial, queríamos darle una impronta muy local para que la gente de la zona se sienta parte, para que sea algo que tiene que ver con el turismo nacional, y de ahí viene el nombre Viana, que es el de la avenida.