El pasado viernes en la sede del Viceministerio de Minas y Energía de Bolivia, se realizó el encuentro con los representantes de Bolivia y Paraguay, con el objetivo de consolidar la integración eléctrica entre ambos países y avanzar en los acuerdos de integración eléctrica.

En la reunión participaron el viceministro de Minas y Energía del Paraguay, Mauricio Bejarano, el viceministro boliviano de Electricidad y Energías Alternativas, Joaquín Rodríguez; además de funcionarios de la Administración Nacional de Electricidad (Ande) y la Empresa Nacional de Electricidad de del país altiplánico (Ende).

De realizarse la interconexión, Bolivia podrá proporcionar una potencia adiciona de 120 megavatios de energía a Paraguay. La integración entre los sistemas eléctricos de ambos países tiene como objetivo El Terminal la Estación de Loma Plata, en el lado paraguayo.

Según el Plan de Desarrollo Económico y Social, el Gobierno boliviano tiene previsto invertir en los próximos cuatro años (2016-2020) cerca de 5.854 millones de dólares y generar unos 4.878 megavatios de los que destinaría 2.592 para la exportación.

Bolivia- Argentina

Según el ministro de Energías Rafael Alarcón, el país también comercializará energía con otras naciones vecinas como Argentina, con la cual se pronostica un intercambio de 80 a 120 MW.

Para ello construirán una línea de trasmisión entre las subestaciones de Yaguacua, en Bolivia, y Tartagal (Argentina) que demandará un monto de alrededor de 28 millones de dólares, unido a la fundación de una filial de ENDE Corporación en el país vecino.

Bolivia – Brasil

Próximamente el Gobierno boliviano viajará a Brasil para discutir el proyecto hidroeléctrico binacional de Guajará-Mirim, de 3.000 megawatts (MW) de capacidad instalada, ubicado sobre el río Madeira, en la frontera entre los dos países. El emprendimiento tendría un costo estimado de US$ 5.000 millones.

Desde diciembre de 2016, la Eletrobrás y el consorcio Energía Sustentable del Brasil (ESBR) que opera la hidroeléctrica de Jirau (RO), acordaron iniciar los estudios de factibilidad.
Estos avances son muy importantes en pro de la integración energetica y lo que implica para el progreso de Bolivia.