Santa Cruz de la Sierra es una de las ciudades más pobladas de Bolivia y cuenta con grandes atracciones turísticas e infraestructura. Además de ser centro de convenciones y eventos regionales e internacionales. También se destaca por su producción agrícola.

El clima en Santa Cruz de la Sierra

El clima de Santa Cruz es un clima cálido y tropical y tiene precipitaciones significativas la mayoría de los meses, con una temperatura promedio de 23,9 ° C. Los meses de mayores lluvias son diciembre y enero, mientras que el mes más frío es junio y el más caliente es enero.

En el día 17 de julio de 2010, fue registrada la temperatura más baja de la primera década del siglo XXI: −2 °C (28,4 °F). Sin embargo, el 23 de julio de 2013, se registró la temperatura más baja de todos los tiempos: −3 °C (26,6 °F).

La variedad climática permite disfrutar de diferentes cosas de la ciudad, desde los parques acuáticos en verano hasta el turismo urbano en invierno. Y también influye en la producción agrícola nacional.

Clima y cultivos

De aproximadamente 2,86 millones de hectáreas que se trabajan en Bolivia, 1,85 millones se encuentran en Santa Cruz. Es decir que produce el 64% de los alimentos de Bolivia y eso es gracias a su clima.

La soja y la caña de azúcar son algunos de los principales cultivos. Mientras que en el caso de los cereales se destaca el maíz y el trigo. El clima húmedo y frío registrado en Santa Cruz es favorable para los cultivos de invierno, como la soja y el maíz pero especialmente para el trigo que requiere bajas temperaturas para lograr buenos rendimientos.

El cultivo de soja también se beneficia con el clima, porque la siembra en el norte se hace en el mes de julio, y la humedad del suelo ayuda a los productores que hacen rotación de cultivos.
En el caso del trigo, es un cultivo de temperaturas bajas, y en Santa Cruz se ido adaptando al clima, por eso cuando las temperaturas son muy bajas, los rendimientos suelen mejorar.

Agricultura y ganadería

El clima de Santa Cruz hace que sea una zona de Bolivia especial para la agricultura y la ganadería y a raíz de ello, se convierte en un lugar de Bolivia propicio para la inversión tanto interna como extranjera.
Dentro de las producciones agrícolas de Santa Cruz, la región produce algodón, maní, soja, girasol, café, cacao, vainilla, caña de azúcar, trigo, maíz, entre otros.

Y la ganadería se ha convertido en una gran inversión para los campos, buscando aumentar la calidad y cantidad de ganado para satisfacer la demanda nacional e internaciona. Santa Cruz tiene excelentes condiciones productivas para la ganadería, gracias a un clima cálido y abundantes lluvias, que posibilita un gran desarrollo forrajero.

Para el turismo, para dedicarse a la agricultura, la ganadería y la producción de cultivos o para invertir en campos, el clima de Santa Cruz favorece a que sea una región de gran crecimiento y muy prometedora en diversos aspectos.