Anticipándose al proyecto de Puerto Busch, actualmente en construcción, la Sociedad Agroindustrial Nutrioil, ya realiza la inversión de US$7 millones dirigidos a la plataforma portuaria para el comercio exterior en la zona de aguas del canal Tamengo, que conecta a la Hidrovía Paraguay-Paraná que es la única salida soberana que tiene Bolivia hacia el océano Atlántico.

Nutrioil ya efectuó la limpieza y prolongación de 3,2 km del canal Tamengo desde la Central Aguirre hasta el Puerto Jennefer. También construyó silos y tanques de almacenamiento de productos como harina y aceite crudo; desarrolla sistemas de transporte y construcción de un muelle de carga.

Se estima que las inversiones en el complejo ascenderían hasta los US$60 millones.

El proyecto plantea un puerto multimodal, que permita varios medios de transporte, en un predio total 63 hectáreas. Se estima que a partir de julio de 2017 puedan movilizarse desde allí granos, combustible, contenedores, vehículos, maquinaria, cualquier tipo de manufacturas y materias primas.

La idea del Complejo Agroindustrial Portuario se sintetiza en un solo objetivo: el desarrollo del comercio exterior boliviano, en virtud de la salida soberana que tiene Bolivia hacia aguas internacionales a través del canal de Tamengo.

Ejecutivos del operador portuario uruguayo, Calmadon S.A, anunciaron la formación de una alianza con Nutrioil con la finalidad de abrir una ventana al mundo para Bolivia en el puerto de Nueva Palmira.
La empresa maneja grandes inversiones a nivel de infraestructura y equipamiento de alta tecnología para elevar la eficacia de su oferta de servicios portuarios con el Puerto de Nueva Palmira, que funciona como puerto de entrada y de salida de la Hidrovía Paraguay-Paraná, que integra a los países de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Esta oferta busca brindar y garantizar a los clientes la máxima eficiencia en procedimientos seguros para buques de carga, continuidad de servicios durante las 24 horas, manteniendo un precio competitivo.

“Nueva Palmira es la entrada del mundo hacia la hidrovía. Entre tres terminales que tenemos movemos 12 millones de toneladas por año. Proyectamos mover mercancías desde Santa Cruz-Puerto Nutrioil-Nueva Palmira y de ahí al mundo”, declaro Manuel Palacios, director de Calmadon.

Desde la empresa uruguaya se confirmó que los precios para operar desde este puerto pueden ser hasta un 30% menores que los ofrecidos en los puertos chilenos de Arica e Iquique y Perú, dependiendo de la carga y los volúmenes transportados. Además, las demoras estimadas para el puerto alcanzan a ser de uno a dos días, mientras que en el occidente van de 10 a 30 días.

Bismark Rosales, jefe administrativo de planta para Nutrioil, informó de que el 2016 se consiguió exportar 180.000 t de harina de soya destinadas al mercado del Golfo, Comunidad Andina (CAN) y Europa.
La expectativa apunta a revolucionar el comercio exterior con fletes menores a los existentes en el mercado, sosteniendo negociaciones permanentes con empresarios del Puerto Nueva Palmira de Uruguay. La portuaria además está consolidando sus sistemas de distribución y transporte de productos, tanto a escala nacional como internacional mediante la contratación de servicios rodoviarios, ferroviarios, fluviales y marítimos.